domingo, 20 de mayo de 2018

Cachorras de jaguar sensibilizan a visitantes de zoológico mexicano sobre conservación

En un zoológico al norte de Ciudad de México dos cachorras de jaguar de apenas cinco semanas hacen desbordar ternura a sus visitantes y son un peludo e infalible recordatorio de la urgencia de cuidar a este gran felino americano en riesgo de extinción.

"Verlo de cerca, escucharlo, sentirlo, tocarlo. Eso no se te va a olvidar jamás y eso te va a despertar algo más", dice José Luis González, gerente de fauna del zoológico Reino Animal, describiendo la experiencia con estos felinos.

Mientras las sostiene delicadamente y con mirada paternal, González relata que las cachorras pasaron sus primeros 18 días al cuidado de sus padres, pero luego las separaron para poder atender un problema en la piel de una de ellas.

Una vez separadas ya no pueden ser devueltas a su lado, pues el celo instintivo de la madre podría llevarla a agredir e incluso matar a sus crías, explica González.

Aún sin nombre, las cachorras caminan con pasos torpes pero tardan pocos minutos en trabar confianza, hasta lamer y mordisquear juguetonas a quienes interactúan con ellas.

Cuesta imaginar que dentro de solo tres meses sería imprudente y hasta peligroso que sus cuidadores humanos, que hoy les dan leche con biberón y las abrazan cariñosamente, se acerquen sin protección debido al gran tamaño y brusquedad que desarrollarán.

Hembras como ellas suelen pesar 50 kilos en la adultez, mientras que los machos están alrededor de 80, aunque algunas especies sudamericanas pueden alcanzar 150 kilos.

El jaguar es el tercer felino más grande del mundo, y el mayor de América, detrás del león y el tigre. Es además un eficaz depredador.

"Son muy precisos para matar", dice el experto.

La cercanía de estas pequeñas felinas con los humanos, propia de especies nacidas en cautiverio, no debe ser mal entendida. Un animal de estas características no puede ser adoptado por humanos, advierte González.

Reino Animal busca sensibilizar sobre su conservación, sobre todo a los niños. "Se hace para que se despierte un sentimiento mucho más legítimo con los pequeños que son los que se van a quedar con estas especies, con el planeta", concluye González.

Foto - AFP / Pedro PARDO - Dos jaguares cachorras son fotografiadas en el zoologico "Reino Animal", en Teotihuacan, en el Estado de México, el 27 de abril de 2018